El camino de la verdadera hombría comienza con una relación personal con Dios el Padre. Florece y crece en un ambiente de relaciones interpersonales que involucran familiares, amigos y otros. Se es varón por nacimiento, pero se es hombre por decisión ”. Nuestra iglesia requiere de un ministerio para hombres bien esbozados, o sea, aquellos que han tomado la determinación de ser hombres por decisión. 

Impacto Maravilla

Este ministerio reconoce que algunos hombres se han convertido en buenos creyentes por casualidad, pero la mayoría lo hará porque determinará serlo ante Dios. Pocos llegan a ser buenos esposos, buenos padres o empleados, o buenos miembros de la iglesia por casualidad. Lo son porque alguien, sea el pastor u otra persona, los motivó  y sirvió de ejemplo para ellos.

En el Templo Cristiano enseñamos a los hombres los principios de la verdadera hombría para evitar que acudan a otras fuentes. Se les enseña a reconocer la única fuente de la hombría, la cual es Jesucristo, porque “la hombría y la semejanza a Cristo son sinónimos”. Si los hombres del Templo se convierten en hombres conscientes de sus responsabilidades, será porque han entendido esta verdad y han tomado la decisión de ser hombres por determinación, y no tan sólo varones por nacimiento.

Dios diseño un plan desde la eternidad, para que los hombres sean los instrumentos para liderar a la familia, la iglesia y la nación. Dios desea que como hombres seamos líderes, pero muchos no lo son, y se han convertido en seguidores. El Templo Cristiano en su ministerio HOMBRES A LA PUERTA DEL REY considera como líder al que ejerce autoridad sobre otros por determinación, así como también reconoce a los seguidores ejercen autoridad sobre otros por casualidad.

Les esperamos.

Hno. Salomón Alberto