Generación de Bendición

Templo Cristiano, una iglesia pionera en nuestro país, una iglesia con la visión de bendecir a nuestro país El Salvador.
La decisión de un hombre emprendedor y con una visión totalmente respaldada por Dios, decide tomar el reto de comenzar una obra, esta se ubicaría en la Colonia San Benito de San Salvador.  Se buscaron otros lugares para empezar esta labor, pero Dios tomo a bien que fuera en esta zona que se iniciara esta bella obra nacida en el mismo corazón de Dios.  Este hombre se llama Juan Bueno que junto a su esposa Loida de Bueno hicieron realidad la visión de Dios, la cual se concretizo el día 15 de Agosto de 1986.  En este día se realizó un hermoso culto  de apertura con la presencia de no menos de ochocientos miembros de la iglesia Centro Evangelístico, iglesia de la cual habían sido pastores los hnos. Bueno.  Además estuvo presente el Comité Ejecutivo de las Asambleas de Dios, quienes en su debido momento habían dado su bendición para esta visión.

Fundores: Hnos. Bueno

Fundadores: Hnos. Juan y Loida Bueno

En el culto de inauguración el hno. Juan Bueno declaro que la nueva iglesia se identificaría con el nombre de TEMPLO CRISTIANO DE LAS ASAMBLEAS DE DIOS,  y que además estaría fundada en la palabra de Dios, que el Señor obraría señales, milagros y prodigios. Los que han formado parte de esta iglesia como los que actualmente somos miembros, damos testimonio de que el Señor ha sido fiel con esa proclama.  AL SEÑOR SEA LA GLORIA, EL HONOR Y LA ALABANZA.


El 16 de Agosto de 1986 se celebraron los primeros devocionales con una asistencia aproximadamente de 250 personas.  Este se celebro en el anterior bar que utilizaban los antiguos dueños de la casa, y posteriormente se adquirieron unas pequeñas carpas para resguardar del sol a los hermanos que empezaron a ocupar parte de la zona verde de la casa.  Al cerrar el año de 1986 la iglesia contaba con noventa y cinco miembros en propiedad, y a pesar de ser una pequeña congregación todo el trabajo que se realizaba era como si fuera una iglesia con una mayor cantidad de miembros, desde sus inicios se trabajó en grande, pensando en grande.


El hermano Juan Bueno, pastor de la iglesia, contaba con un incasable colaborador que lo apoyaba en todo y se trata del hermano Orlando Flores, en quien volcó toda su confianza por sus capacidades y fiel servicio al Señor, trabajando hombro a hombro para hacer de la meta propuesta una realidad, quien desde esa época se perfilaba como una persona con un alto nivel de liderazgo, al servicio de Dios.


El hermoso Templo donde el Señor nos ha dado el privilegio de congregarnos, fue construido en el periodo corto de un año, teniendo la responsabilidad de todo el trabajo el Ingeniero René Narváez y de la asistencia del Ingeniero Noé Martínez.  El diseño arquitectónico fue elaborado por la Arquitecta Cristina de Narváez.  Es importante hacer mención y reconocimiento de toda la ayuda recibida del Ministerio Jimmy Swaggart para su construcción.  La adquisición de la propiedad estuvo a cargo del hno. Juan Bueno.


El día once de Octubre de 1987 fue inaugurado nuestro templo, y para esa ocasión contamos con la presencia del hno. Jimmy Swaggart y una selecta comitiva que lo acompaño desde los Estados Unidos.  La fiesta fue maravillosa el templo fue insuficiente, y el gozo de los hermanos que formamos la congregación era manifiesto.  En poco tiempo nuestra iglesia se estaba constituyendo en UNA TIERRA DE BENDICION, ya que estos 26 años que Dios nos ha permitido estar funcionando han sido de bendición no solamente para El Salvador, sino para las naciones.  Hoy en día muchos testifican de las cosas grandes y maravillosas que el Señor ha hecho entre nosotros.  Siendo la iglesia el vivero en donde la semilla fue sembrada, cimentada, ha crecido y ha dado muchos frutos.  Ministros de Alabanza, misioneros, pastores y líderes que hoy en día son de bendición para muchos,  han tenido sus cimientos en el Templo Cristiano.
Cuando el hno. Juan tiene que salir del país, es dado el nombramiento al Hno. Orlando Flores como pastor principal del Templo Cristiano, sin duda la persona idónea para dirigir esta hermosa obra.  El hermano Orlando define como estrategia Evangelizadora y de discipulado el trabajar en células.  Esta forma de cumplir la gran comisión fue definida en el mes de Abril de 1997, y establece la visión con la impulsaría a cada miembro de la iglesia “Ser la iglesia Pentecostal de Células más grande para bendecir a El Salvador y a las naciones”.
A lo largo de este tiempo hemos podido contemplar el entusiasmo de muchos hermanos llevando el Arca de la presencia del Señor a muchos hogares, como también el ver a familias enteras envueltas en la visión, a quienes el Señor ha bendecido con toda clase de bien.

La iglesia desde sus inicios se ha proyectado como una iglesia misionera.  El mismo año de su fundación programó su primera convención misionera, pero dado el terremoto que azoto a nuestro país ese año, se tuvo que celebrar hasta el mes de febrero de 1987, teniendo como predicador invitado al misionero Haroldo Calkin, quien sorprendido dijo: ·”Nunca había estado en una iglesia naciente, celebrando su convención misionera."


El Templo Cristiano es una iglesia de evangelización local y mundial…una iglesia de formación integral…una iglesia de oportunidades y de sueños cumplidos, una iglesia…de toda una generación de bendición…