Recibir bastante de Dios, ser felices, pero para dar…

2016-04-14 2016 Por: .(JavaScript must be enabled to view this email address) Categorías:
Recibir bastante de Dios, ser felices, pero para dar…

“Enriquecidos en todo para toda liberalidad” Interesante frase del Apóstol Pablo, escrita a los Corintios y registrada en nuestras Biblias en la primera carta, en el capítulo 9 y verso 11.

Digo interesante porque el deseo de Pablo era que los Corintios fueran enriquecidos en todo. ¿A quien no le gusta recibir en abundancia y de todo?
Todos deseamos recibir múltiples y abundantes bendiciones de Dios, eso está bien. Pero cuando leemos el texto antes citado, debemos recordar que para el cristiano la felicidad no está determinada por cuanto recibimos sino cuanto estamos dispuestos a dar.
La generosidad escasea en nuestros días pero no está extinguida. El egoísmo impera en la sociedad actual, que busca la satisfacción del “yo” por sobre todas las cosas. Como ya dije, no está mal desear nuestro éxito y cumplir las metas que nos proponemos, pero la acumulación de riqueza no debe estar unida o direccionada a la felicidad o jubilo que podamos obtener con ello.
Hay promesa de Dios para el que reparte. No se necesitará gran esfuerzo para entender claramente lo que proverbios 11:24 dice, dar y repartir genera bendición. Retener “más de lo debido” genera pobreza, así de simple.
Por lo tanto, las muchas bendiciones materiales no son para que creamos que es porque Dios nos ama más o porque somos diestros en el trabajo, es porque él quiere en nosotros ver más generosidad y así alcanzar más bendición.
Dios nos dio el mejor ejemplo de generosidad y gran bondad al haber mandado a su hijo a morir por nosotros. Ahora tócanos a nosotros mostrar gratitud, cuidado por los demás y felicidad en estas maneras prácticas.

 

Discussion